Mi historia con Darksiders es algo peculiar. Probé su demo en Xbox 360, uno de los niveles dentro de la Iglesia del Crepúsculo, nombre que descubriría más tarde a qué se debía. Creo que aquel nivel no era representativo de lo que ofrecía el juego completo, pues se desarrollaba en un paisaje medieval que consiguió darme una impresión equivocada sobre el escenario y el momento en el que tenía lugar el argumento.

Tal es así que cuando conseguí la versión completa, me llevé una sorpresa y, porque no decirlo, una desilusión inicial. Yo soy más de juegos que se desarrollen en ambientes medievales o góticos, de espada y brujería, que son más dados a la magia, y cuando comencé a jugar me vi telediarios, rascacielos destruidos, autobuses… vamos, lo que viene siendo una ciudad del primer mundo genérica.

Aún así llegué a avanzar bastante, pero la falta de tiempo me hizo aparcarlo hasta que sacaron la versión remasterizada para PlayStation 4. Y me dije que esta vez sí, me lo terminaba. Aunque he tardado un poco, por fin he podido terminarlo… y no llego a entender porqué no se habla más de este juego.

Sí es verdad que sus mecánicas beben mucho de los The Legend of Zelda en 3D pero aún así el juego tiene suficiente personalidad propia gracias a un apartado artístico muy cuidado, una jugabilidad y control perfectos y, cosa rara, casi sin bugs. Ya en PlayStation 3 se veía bien, pero a 1080p y 60fps, el juego se ve tan fluido que parece una peli rodada para Antena 3. La banda sonora es puntual, pero siempre oportuna mezclando elementos electrónicos con coros y una orquesta que aumentan más ese ambiente épico del título.

Como puntos negativos podría decir que a veces los diseños de los demonios no guardan ninguna coherencia y algunos pareces formas grotescas aleatorias. No pasa así con los ángeles y con los demonios más elaborados. También la historia a veces te introduce varios personajes sin mucha presentación y sin avisar qué papel juegan en el Apocalipsis adelantado, lo que abruma ligeramente, a pesar de que nuestro personaje parezca conocerlos de antemano bastante bien. Durante mucho tiempo me ha dado la impresión de estar perdiéndome algo, lo que puede ser una tara mía, porque despistado soy un rato.

Ya en su momento, los diferentes medios catalogaron al título de “sleeper” o tapado. Esos títulos que tristemente pasan sin la gloria ni atención que debieran recibir incluso siendo, a mi parecer, buenos juegos.

En mi opinión hay muchos factores para que un juego pase desapercibido. La publicidad es uno de los principales. Nadie va a comprar un juego que no conoce. Los medios también le dieron poca importancia a su salida y su desarrollo. No vamos a mentirnos a estas alturas. Hay juegos de los que recibimos noticias casi a diarias durante sus 6 años de creación. Las nuevas IPs siempre tienen más complicada su implantación en la industria. Y tampoco entiendo que las propias editoras dediquen esfuerzos a un título durante las dos semanas anteriores al lanzamiento y luego desaparezcan del mapa comercial y publicitario. Si vais a vender un juego, mantenedlo en boca durante un tiempo!! Que no son yogures! No van a caducar a la semana de ser lanzados.

Aquí el dicho “Mas vale malo conocido que bueno por conocer” tiene fácil cabida, pero en realidad es que es “más vale gastarse 60 euros en algo que sé de qué va que en algo que ni sé lo qué es”. Porque, seamos sinceros, somos vagos a la hora de buscar información sobre un juego del que hemos escuchado poco. Generalmente absorbemos lo que nos va llegando y si de algo no se habla, pues como que cuesta notar su existencia. Y, claro, gastarse los dineros, con lo que cuesta ganarlos, en algo desconocido pues es un acto de fe demasiado arriesgado.

Ya he comentado que tiene muchos elementos de The Legend of Zelda, pero Bayonetta también los tiene de Devil May Cry, aunque es un caso más justificable al ser creados por el mismo equipo espiritual. Castlevania: Lords of Shadows también toma muchas mecánicas de la saga clásica de God of War e incluso si me apuráis, los primeros Resident Evil son un calco mejorado de Alone in the Dark. Por eso mismo no creo que sea un problema de originalidad, aunque también debe ser un factor.

Otro de los factores por los que un buen juego pasa desapercibido, es el tema de la condensación de lanzamientos durante determinados meses del año. Esos marzo-abril de los últimos años  y los eternos octubre-noviembre de toda la vida. Si a los grandes lanzamientos anuales  (FIFAs, CODs, Assassin’s) le sumamos una pobre campaña publicitaria, entonces está claro que el mercado se va a decantar por los más sonados. Y es que a las empresas les toca hacer, en este caso, un esfuerzo extra para sus lanzamientos en épocas donde se aglutinan los grandes títulos, para que sus juegos no se diluyan entre los más publicitados. Tal vez habría que hacer un cambio de política… o lanzar juegos en verano! Y dejad de lanzar juegos en enero, por el amor de dios!

Hay muchos juegos así lamentablemente, como Gravity Rush 2, al que no se le puede achacar casi nada (buena campaña publicitaria, una gran empresa detrás, original hasta decir basta) pero que fue lanzado en enero con otros grandes como Resident Evil 7 y que su novedoso planteamiento podría echar atrás a mucha gente.

Yo creo que se podría resumir en una mala planificación comercial y publicitaria y una condensación de lanzamientos de títulos de más calibre o mejor asentados en el público. No sé… después de este tocho, que no va a leer ni cristo, espero que me contéis vuestras impresiones.

Me gusta Japón, los videojuegos, los gatos... soy ludojapogatófilo, pero sólo por que me han hecho así

YOU MAY ALSO LIKE

Horizon Zero Dawn: Yo de mayor quiero ser como Aloy
The Last Guardian o el vínculo inquebrantable
Monster Hunter y Street Figher V Arcade Edition tendrán una colaboración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *