El Obon

El OBON en Japón o simplemente BON es una festividad muy parecida a nuestro Día de Todos los Santos no tanto en tradición como en objetivos.

En estos días se celebra y se recuerda a los familiares ya fallecidos, la gente que vive en la ciudad vuelve a sus pueblos donde visitan las tumbas, las limpian y les rezan oraciones.

Durante estos días, existe la creencia de que los antepasados familiares vuelven a sus casas, incluyendo algunos que hacen ofrendas a sus familiares o incluso ponen un par de zapatillas en la puerta de entrada.

El OBON es una fiesta budista que se celebra entre el 12 y el 15 de Agosto aunque esta fecha varía dependiendo de la región ya que depende de si sigue o no el calendario lunar. De todas formas suelen celebrarla en Agosto para hacerla coincidir con las vacaciones de verano y es una de las  otras celebraciones en las que se intercambian regalos  (la otra es Año Nuevo).

Según la tradición, en el atardecer del día 13 se encienden pequeñas fogatas en los patios de las casas para que las almas de los antepasados fallecidos encuentren el camino de regreso a casa.  Durante los días posteriores se monta un pequeño altar llamado obon-dana o tama-dana donde se realizan ofrendas con dango (bolas de harina con arroz) o cosas que realmente les gustasen a nuestros antepasados.

El Obon Sejiki-e es una ofrenda que se realiza en los templos Sotoshu para consolar las almas ancestrales. Gracias a Nora por el aviso!

El día 16 se cree que el espíritu vuelve montado en vacas y trayendo su equipaje en caballos por eso ese dia se hacen ofrendas montando con pepinos y berenjenas las formas de las vacas y caballos. Podéis ver fotos en el blog de Nora (Gracias de nuevo!!) ^^

El último día del Obon se colocan linternas flotantes en los ríos para iluminar el camino de vuelta de los espíritus a sus lugares de reposo.

Más info en
Sotozen.net
Una japonesa en Japón

Written by: Jesús Rivera

Me gusta Japón, los videojuegos, los gatos... soy ludojapogatófilo, pero sólo por que me han hecho así

No comments yet.

Deja un comentario