¿Por qué no Japan Studio?

Hace tiempo dejé escapar por twitter que algunos juegos llevaban por delante del título, el nombre del estudio que estaba detrás de ellos. Es el caso, por ejemplo de Naughty Dog, Santa Monica o Retro Studios, cuando no su creador, como Hideo Kojima, que sólo con saber que preparan un nuevo título ya es suficiente como para emocionar a gran parte de los jugones.

El RPG Legend of Dragoon o Ape Scape fueron de los primeros títulos de la filial

Sin embargo, no es el caso de Japan Studio. Y no termino de entenderlo. O tal vez sí. El caso es que tras una carrera muy fructífera y una gran variedad de títulos en los que ha participado, no suelen verse noticias en las que el titular sea “El nuevo juego de Japan Studio”. Puede ser que tenga que ver con que no han creado títulos de gran envergadura que puedan compararse a la saga Uncharted o God of War, al menos no ellos solos. Pero sí que han creado títulos memorables con otros estudios e por ellos mismos que se alejan de las convenciones generales de los juegos aportando mecánicas muy originales que no han tenido, no ya repercusión, sino ni siquiera la alabanza global del público por sus intentos de innovación, lo que me parece algo muy injusto.

Entre sus creaciones encontramos colaboraciones entre las que se incluye la trilogía del Team Ico con Ico, Shadow of the Colossus o el reciente The Last Guardian. Sin embargo, todo el mundo sabe quién es Fumito Ueda, pero no podríamos nombrar a ningún integrante de Japan Studio.

Rogue Galaxy también fue creado por Japan Studio junto con Level 5

Rogue Galaxy fue un gran RPG creado también junto a Level 5, uno de los RPGs más queridos y a la vez más pasados por alto de la generación de PlayStation 2 … y creo que de los pocos que usaban un DVD de doble capa para  almacenar toda la información, aunque eso es ya otra historia.

Forbiden Siren, Siren a secas en Japón, fue un título creado entre Japan Studio y Project Siren

La saga Siren, una de las grandes incomprendidas del terror  que pretendía darle una vuelta de tuerca al tan mañido género durante la época de la segunda consola de Sony. A mí me pareció una apuesta muy original y tremendamente agobiante. Una de las sagas, que junto a Project Zero, conseguían crear esa angustia que se supone que debe proporcionar un título de terror. Y con dos entregas, tres si contamos esa especie de remake para PlayStation 3, también disponible en PlayStation 4, parece que la saga no tiene muchos visos de continuar. Lo mismo se piensan en hacer un juego para las PlayStation VR, porque la mecánica de los “shibito” se presta sobremanera a ello.

¿Y qué os voy a contar de sus colaboraciones con From Software? De Demon’s Souls y Bloodborne poco hay que decir que no se sepa ya.

Pero por su cuenta también han creado juegos realmente originales. Gravity Rush, LocoRoco o Patapon están entre sus mayores aportaciones, aunque a mí el título que me enamoró de ellos fue Puppeteer. Un original plataformas contado como si de un teatro de marionetas se tratara. Cierto es que muchos aspectos del juego ya aparecían en el mítico Dynamite Heady de SEGA, sobre todo la idea de escenarios “teatrales” y el intercambio de cabezas con diferentes habilidades que hacen sospechar que estas coincidencias no sean casuales. Pero el genial apartado artístico, unos personajes memorables con un doblaje al castellano impecable, esa banda sonora compuesta por Patrick Doyle y unos escenarios y situaciones geniales lo convirtieron en uno de mis títulos favoritos. ¿Quién sabe si habrá alguien de Treasure, desarrolladora en 1994 de Dynamite Heady entre los integrantes del Japan Studio?

La cuestión es que yo creo que Japan Studio ha aportado suficientes pruebas de su buen hacer como grupo de desarrollo. Tal vez, el hecho de que sea una filial de Sony que trabaja de una forma diferente y con una configuración algo más volátil que otros estudios como los ya mencionados Naughty Dog y Santa Monica, hacen que no sea tan fácil seguirles la pista. Pero desde este humilde rincón yo reclamo más atención a este estudio.

Y ahora, sólo me queda por decir ¡¡Bien por Kutaro!! ¡¡Las almas que rescató volvieron a casa!! ^_^

 

Written by: Jesús Rivera

Me gusta Japón, los videojuegos, los gatos... soy ludojapogatófilo, pero sólo por que me han hecho así

No comments yet.

Deja un comentario